Internet es una fuente de conocimiento inagotable, podemos obtener información sobre cualquier tema en unos pocos minutos, pero debemos ser cautos y asegurarnos de que lo que estamos leyendo procede de una fuente fiable. Es tan importante asegurarse de que la información es fiable como saber interpretar lo que estamos leyendo. En la era de la información, cada vez son más los que acuden al centro de salud con su diagnóstico personal y un trocito de papel con los medicamentos que según el Dr Google debería tomar. Es algo totalmente lógico. Si escribimos en el buscador «dolor en el pecho» y leemos el primer artículo que aparece, posiblemente acudamos de urgencia al médico pensando que nos está dando un infarto, exigiendo al médico de guardia que le de lo antes posible la nitroglicerina sublingual. No somos conscientes de que los médicos han dedicado once años de su vida en prepararse para saber diagnosticar y tratar las enfermedades que nos afectan.
No hace mucho que encontré en facebook un artículo de medicina ayurveda en el que aseguraba que los dentistas teníamos el secreto para evitar que la caries afecte a nuestros dientes, pero la teníamos escondida para evitar quedarnos sin trabajo en un futuro próximo. Cuando ví el enunciado del texto me molestó. Es verdad que en la odontología hay muchos pseudoprofesionales que con sus ansias de ganar dinero han pervertido la profesión hasta provocar que la gente entre en una clínica dental con la idea de que le van a engañar. Pero también es cierto, que un gran número de profesionales no son así. El título del texto me molestó, pero a medida que leía el texto me cabreaba más. Se anunciaba como solución definitiva para las caries una pasta de dientes casera elaborada con bicarbonato y limón. Una mezcla letal para nuestros dientes que efectivamente, evitaría que las caries se desarrollen pero la estructura del diente se vería seriamente afectada por la abrasión de este producto. Un diente es un órgano que nunca recupera la estructura perdida por un desgaste o una fractura. Esto significa que el desgaste que producimos con un cepillado agresivo permanecerá para siempre, con las consecuencias que conlleva.

En la anterior imagen podemos ver una lesión producida por un cepillado demasiado enérgico posiblemente unido al uso de un cepillo dental demasiado duro. Ese defecto que podemos apreciar en las paletas es la pérdida del esmalte del diente (estructura externa similar al cristal que protege al diente de las agresiones externas y le aporta un color blanquecino. El interior del diente el amarillo) y nunca se recuperará.

La caries dental se produce debido a que en nuestros dientes viven unas bacterias que se nutren de los alimentos que quedan después de las comidas y el deshecho que producen como resultado de la digestión de estos en un potente ácido. Este ácido va descomponiendo el diente poco a poco. Al ser la dentina mucho mas débil que el esmalte, el diente se va quedando hueco, dejando intacto el esmalte hasta que este no puede soportar la presión masticatoria y termina por romperse dejando expuesta la dentina infectada.

En la imagen anterior podemos observar cómo el ácido ha dejado hueco el diente (las manchas oscuras en la parte derecha e izquierda de diente) conservando perfectamente la estructura externa.
En este caso en particular, las caries se han desarrollado en los puntos en los que un diente se toca con su vecino. Esto se debe a que en estos puntos de contacto, si no pasamos el hilo dental para retirar los restos de alimentos, se queda la comida atrapada proporcionando los nutrientes necesarios para que las bacterias produzcan el ácido que destruye nuestros dientes. En estas zonas la comida puede permanecer durante días hasta que se descompone totalmente.
En conclusión, si dedicamos el tiempo suficiente y la técnica adecuada a nuestra higiene bucal podemos evitar que nuestros diente se vean afectados por las caries. Usar el hilo dental después de cada comida y cepillarse meticulosamente cada pieza dental es el gran secreto que escondemos los dentistas.

Whatsapp - 699 559 775
Hola, si tienes cualquier duda nos puedes consultar por whatsapp